DON’T SPEAK SPANISH?

martes, 3 de marzo de 2015

MI HISTORIA DE AMOR

Si eres como yo y has intentado hacer las cosas por ti mismo tal vez se te haga difícil tomar la decisión de soltar muchas cosas y permitir que sea Dios el que le dé forma a tu vida.
Anoche vimos la pelicua The Song (super recomendada). Y cuando la terminé de ver me quedé pensando en cómo era mi matrimonio antes de conocer a Dios bueno realmente ni matrimonio ya tenía.

Para los que no conocen mi historia aquí va un poquito. Mi amado y yo fuimos novios desde la escuela y para mí era mi príncipe, el hombre con el que quería pasar el resto de mi vida. Nos casamos súper jóvenes. Muy jóvenes, muy llenos de vida, muy llenos de sueños y metas pero vacíos de lo que realmente importa, no estábamos llenos de Dios.

Pensábamos que con nuestra fuerza podíamos. Nos duró muy poco nuestra felicidad y después de muchos problemas y la bendición de tener dos princesas decidimos divorciarnos.

Y allí estaba yo con apenas 23 años divorciada y con dos niñas para criar, con dos trabajos para poder pagar las deudas y con muchos deseos de vivir mi vida sin consultar con nadie. Fue una época difícil donde cada uno intentó vivir su vida a su manera.

Realmente la felicidad con mis fuerzas y viviendo a mi manera era pasajera, unos días estaba muy contenta otros estaba muy deprimida no entendía mi vida ni por qué me sucedían las cosas que me pasaban y porque otras cosas que anhelaba no llegaban.

Recuerdo una noche quedarme dormida llorando como tantas otras, pero esta noche mi llanto fue diferente y me atreví hablarle a Dios , otras veces le hablaba, de vez en cuando le pedía cosas, era tan superficial mi relación con El. Esa noche fue diferente fue una conversación larga y en verdad lo sentí conmigo le pedí ayuda y sentí que El me escuchaba  y que me contestaba que la ayuda venia ya.

 Al otro día al salir del trabajo tenía una llamada de Keren,una amiga cristiana q yo evitaba hablar con ella de esas cosas ya sabes yo pensaba, “ya viene esta a hablarme de lo mismo”, “claro como ella no tiene problemas”, ”es que ella no sabe por lo que yo paso”  Y viene otra vez a invitarme a la iglesia”.

Me invitó a comer a su casa, Keren iba a cocinar (ya con esto debí suponer que Dios estaba en el asunto) Wao lo que pasó en su casa trataré de explicarlo, Dios permitió que justo antes que llegara pasara por una situación donde tuve que llegar a su casa llorando, llegué llorando, hablamos llorando, comí llorando, me fui riendo y llena de paz, por primera  ves en mi vida sentí verdadero gozo y paz, ella y su esposo me escucharon, y para mi sorpresa no me juzgaron simplemente oraron por mí y en el comedor de su casa acepté a Jesús como mi salvador.

Pausa…… porque hablo de mi encuentro con Dios en mi historia de Amor? Pues porque de Él depende todo, Él es mi historia de amor y gracias a Él mi esposo y yo volvimos a casarnos y ahora nuestro matrimonio está lleno de Él y por eso ha sido una historia tan diferente.

No fue de la noche a la mañana fue un proceso de aprendizaje donde decidimos poner a Dios en primer lugar, decidimos servirle y entonces Él se encargó de devolverme mi príncipe. Mi esposo es una bendición para mí, vivimos cada día tratando de ser de ejemplo para nosotros y para otros. Queremos ser la voluntad de Dios.

No importa la situación que estés pasando  si decides decirle como yo le dije esa noche  “Pero yo señor en ti confío, Tu eres mi Dios, mi vida entera esta en tus manos”(Salmos 31:14-15).Atrévete a decirle, ok Dios he intentado hacerlo a mi manera pero estoy listo para poner mi vida en tus manos.


 Te aseguro que El hará cosas maravillosas en tu vida.


2 comentarios:

  1. Esta historia me hace llorar cada q la recuerdo ... Como su testimonio toco mi vida y me ayudo a salir adelante !!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Siiii Dios es bueno!! El tiene grandes cosas para ti.

      Eliminar